Saltar al contenido

Banco público

El lunes, el vicepresidente segundo del gobierno, Pablo Iglesias, aseguró en una entrevista televisiva que el presidente Pedro Sánchez coincidió con él en que “debe haber un banco público” en España y que éste puede ser el resultado de la transformación del Instituto de Crédito Oficial (ICO), por no hablar de Bankia. Como resultado, más de 4.000 municipios españoles se han quedado sin una sucursal, según el Banco dEspaña. C es la notoria exclusión financiera que afecta sobre todo a una España despoblada, donde sus habitantes tienen más dificultades para acceder a las nuevas tecnologías.

Según los estudios de los bancos de inversión, esta tendencia al cierre de sucursales continuará en los próximos años, aumentando el riesgo de exclusión en los casos en que los bancos públicos podrían desempeñar un papel importante sin la presión de los accionistas para maximizar la rentabilidad. Por supuesto, los bancos públicos no deberían costar dinero al Estado, pero tampoco deberían competir con sus colegas de la industria para obtener beneficios.

Banco público
Banco público

Los bancos públicos pueden reducir los impuestos en sus [jurisdicciones] porque sus beneficios van al fondo general de la entidad pública. Lo que quedó de este tipo de bancos terminó con la privatización del Banco Argentino en 1997 (esta entidad se fusionó más tarde para crear el BBVA), quedando sólo las cajas de ahorro, que no eran realmente entidades públicas. Tendríamos que optar por un banco público con un propietario público mayoritario pero también con alguna participación privada para introducir elementos de competencia”, explica Bruno Estrada, economista adjunto al secretario general de CCOO.

Una competición que probablemente también derribó las viejas cajas del acantilado. Así pues, sus planes para el IICOICO incluyen la transformación de la entidad IICO en un banco de inversiones que proporcione crédito en sectores estratégicos que puedan conducir a la transformación económica, como explica la parte púrpura del IICO. C es lo que llamamos Bitte, y se formaría a partir del IICO y otras entidades públicas existentes, pero con mucho más capital y una orientación estratégica diferente”, añaden las mismas fuentes. Bitte se refiere al Banco de Inversiones para la Transición Tecnológica y Económica (IBET), el acrónimo del Banco de Inversiones para la Transición Tecnológica y Económica.

La banca pública se diferencia de la privada en que sus acciones están motivadas por el interés público. Los bancos privados, por otra parte, suelen tratar de obtener beneficios a corto plazo para los accionistas o de hacer de la expansión su principal prioridad.

Objetivos de la banca pública

  • Por ello, es imprescindible aumentar el porcentaje de cobertura de la sociedad española de reafianzamiento (CERSA) a las sociedades de garantía recíproca (SGM), entidades que trabajan in situ para cubrir las necesidades financieras de estas sociedades.
  • Paralelamente a la emisión de billetes de curso legal, siguiendo las directrices establecidas por el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo y las funciones derivadas del Sistema Europeo de Bancos Centrales al que pertenece.
  • Es obvio que esta situación será más relevante que la de los , tomará más tiempo controlar la epidemia de .

La razón se encuentra en el gran fiasco de las cajas de ahorros durante la última crisis de 2007, que le costó al Tesoro una gigantesca suma de 60.000 millones de dólares de los EE.UU. A la espera de los juicios, el Banco Popular y el Banco de Valencia también fueron víctimas de esta situación de la que no pudieron escapar.

Definiciones de economía

“La idea de volver a la banca pública está muy desacreditada por la mala experiencia de las cajas de ahorros”, admite Julio Rodríguez, miembro de la asociación Economistas Frente a la Crisis y miembro del Consejo Superior de Estadística. Rodríguez también fue presidente del Banco Hipotecario Español, una entidad pública que pasó a formar parte del Instituto de Crédito Oficial (ICO) a principios de los 90. “Pero creo que la experiencia de los que estuvimos allí en ese momento no fue mala.

Al inyectar dinero público en las cajas de ahorro y los bancos, parte de la propiedad pasa a manos del Estado y se convierten en bancos públicos. Un ejemplo muy claro en España es la Bankia, el Estado ahorró con dinero público a la Caja Madrid y a la Bancaja, que más tarde formaron la Bankia. El 60% de este banco es propiedad del Estado, por lo que se considera un banco público hasta que su situación cambie.

En el sistema bancario de un país, existen diferentes entidades financieras cuyo objetivo es el control y la administración del dinero. Los bancos se encargan principalmente de atraer recursos en forma de depósitos y de obtener el mejor rendimiento de los mismos, y también ofrecen como servicio el préstamo de dinero a particulares y empresas. En cuanto a la propiedad de los bancos, encontramos el banco público, que es un tipo de banco en el que el Estado tiene una participación mayoritaria. La llegada de Podemos al gobierno de Pedro Sánchez suavizó las ideas de Pablo Iglesias sobre la banca pública y la fiscalidad del sector financiero.